La cena


14 de diciembre 2009
Cenamos en un restaurante vacío, desangelado, abierto solo para nuestro grupo. La música es estridente, insoportable. El ambiente es cordial, como suele ser entre nosotros. Estoy sentado enfrente de una mujer simpática, cuyo nombre confundo tantas veces hasta que deja de dirigirme la palabra. También falto al respeto a su marido afirmando que es rico, cuando solo quiero decir que es el más rico de todos los presentes. Me enseña sus manos llenas de callos y me lanza una mirada de desprecio. La cena es agradable, algunos no nos veíamos desde hacía mucho tiempo, y el tono es cálido, como si la amistad se hubiera ido depositando poco a poco en el fondo de los corazones. Sí. Amistad.

Creative Commons CC BY-SA

Comentarios

Entradas populares