Érase una vez una mujer que quería matar al bebé de su vecina (antología de cuentos de Lyudmilla Petrushevskaya)

[Contribución al proyecto Adopta una autora, iniciativa de divulgación de la vida y obra de autoras de cualquier época, idioma, nacionalidad, género o formato de lectura]

Bajo el envoltorio de la magia y el misterio, esta recopilación de narraciones breves nos habla de la maldad, la miseria y, a la vez, la esperanza que habitan el corazón humano. Su autora (Liudmila Petrushévskaia, Moscú 1938), sufrió la censura del régimen soviético y solo pudo publicar algunos cuentos sueltos en revistas literarias. Sin embargo, “Los nuevos robinsones", uno de los relatos incluidos en esta antología, cosechó un gran éxito y desde entonces su prestigio no hizo más que crecer.

Los cuentos de Petrushévskaia son inquietantes. No dejan indiferente al lector: o los amas o los odias. Son extraños, absurdos, oníricos, fantasía y sin embargo, son tan reales que es imposible tomar distancia de su magnética crueldad. El estilo de Petrushévskaia es rápido, conciso, directo, efectivo, satírico, flexible, extraordinario. Puede parodiar a Chejov o burlarse de la opresión política tras elegantes alegorías. Ella misma ha reconocido que el fundamento de su narrativa corta está en los cuentos de viejas de la Rusia profunda, a las que agradece su magisterio. Estos cuentos, como los de Petrushévskaia, fueron concebidos para ilustrar a los adultos y asustar a los niños para que se fueran pronto a la cama.

Ahora, la Editorial Atlanta ha reeditado "Érase una vez una mujer que quería matar al bebé de su vecina”, recopilación de narraciones cortas que publicó anteriormente en 2011.*

*Referencias: blog elboomeran de Javier Fernandez de Castro

Entradas populares