Turismo cinegético

Spencer Platt / Getty Images
El bus acorazado recorre los caminos fangosos de un barrio de chabolas. Los turistas, provistos de chalecos antibalas y de armamento sofisticado, disparan sobre los chabolistas por las troneras practicadas al efecto en la carrocería. Desde dentro, el autobús es transparente y los turistas gozan de una sensación de ingravidez mientras se balancean en sus butacas giratorias y contemplan excitados la masacre. Al anochecer rifan un jamón entre los que más piezas han abatido.

Entradas populares