Imagen de Simone Weil


Simone Weil (París, 1909 - Ashford, 1943) fue una mujer de una inteligencia y una sensibilidad fuera de lo común. Simone de Beauvoir comentó sobre ella: «Me intrigaba por su gran reputación de mujer inteligente y audaz. Por ese tiempo, una terrible hambruna había devastado China y me contaron que cuando ella escuchó la noticia lloró. Estas lágrimas motivaron mi respeto, mucho más que sus dotes como filósofa. Envidiaba un corazón capaz de latir a través del universo entero». A principios de agosto de 1936 tomó el tren para Barcelona. Estuvo en el frente aragonés con la columna Durruti. A los dos meses sufrió un providencial accidente: se quemó un pie con una sartén llena de aceite hirviendo y fue repatriada. Desencantada por la brutalidad y el sinsentido de la guerra, no quiso regresar. Toda su obra, editada por sus amigos, se publicó después de su muerte. Destaca por la ética de la autenticidad y una rara combinación de lucidez, honestidad intelectual y desnudez espiritual.

Comentarios

Entradas populares